Se encuentra usted aquí

Un plan municipal impulsa la búsqueda de empleo desde los centros cívicos

  • Tres nuevas lanzaderas se pondrán en marcha en centros cívicos de la ciudad para ayudar a desempleados de más de 30 años a buscar empleo.

LanzaderaIIIMejorar la empleabilidad de las personas, y adaptar sus perfiles a las nuevas necesidades del mercado laboral, son los objetivos que se ha fijado el Ayuntamiento de Valladolid a la hora de poner en marcha tres nuevos programas de Lanzaderas de Empleo y Emprendimiento Solidario. Lo hará a través de la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico y con la colaboración de la Fundación Santa María la Real. Se trata de un programa que persigue el desarrollo personal de los participantes y un cambio de actitud, frente a la búsqueda de empleo a través de la ayuda mutua. Los excelentes datos de inserciones laborales de las tres ediciones anteriores, por encima del 60%, corroboran el éxito de este novedoso proyecto social.

Motivación, solidaridad, ganas de superación, compromiso y, sobre todo, trabajo en equipo, son los principales valores que afirman haber re-descubierto la mayor parte de los participantes de las tres Lanzaderas que ya se han llevado a cabo, hasta ahora, en Valladolid.

Las lanzaderas de empleo representan una nueva filosofía en la intervención social del desempleo. Llaman al cambio, a la acción, a la proactividad y a creerse que uno mismo es capaz de todo aquello que se proponga. Se constituyen en equipos de 20 personas desempleadas, voluntarias, muy activas, socialmente visibles y solidarias que, bajo la supervisión de un coach, se organizan en diferentes departamentos para encontrar trabajo o para poner en marcha iniciativas emprendedoras.

Lanzadera_Foto_LauraegroVanesa, Judith y María son las caras que representan a la perfección ese “espíritu lanzadera”. Ellas son jóvenes, muy preparadas y con una amplia experiencia laboral y personal a sus espaldas, pero que, como tantos otros, recibieron el azote de la crisis que les llevó a la cola del paro.

Vanesa Carbajosa tiene 27 años, es Ingeniera Forestal y actualmente trabaja como teleoperadora. Conoció el programa Lanzaderas a través de la página de la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico de Valladolid y no dudó en apuntarse. “Me hizo mucha ilusión ser una de las seleccionadas”, afirma rotunda, pero en aquel entonces, todavía no era consciente de lo que iba a suponer para ella formar parte de la I Lanzadera dirigida a jóvenes menores de 35 años. Durante los meses de trabajo descubrió, en sí misma, inquietudes emprendedoras que desconocía por completo. “Estaban dentro de mí, pero yo no lo sabía. La Lanzadera me ha servido para conocerme, elaborar mi perfil profesional y darme cuenta de que mi futuro laboral está en el emprendimiento”, explica esta joven. Tiene en mente varios proyectos enfocados al desarrollo agroforestal y al cultivo de setas que está terminando de perfilar antes de ponerlos en marcha. La Lanzadera le ha dado el empujón que necesitaba.

El caso de Judith Ramajo, es muy similar. Esta historiadora del arte cuenta con una larga experiencia laboral en diferentes sectores. El ‘no puedo’ no forma parte de su vocabulario. Por ello, no se rindió cuando no la seleccionaron para participar en la I Lanzadera, y probó suerte con la de Mujeres que se desarrolló entre los meses de febrero a junio de 2015.

Nueva Visión
Su paso por el programa le ha aportado “una nueva visión del mercado laboral, y me ha hecho reafirmarme en lo que realmente quiero para mi futuro laboral”. Siempre trabajó por cuenta ajena, pero ahora ha descubierto que puede, y quiere emprender. Por ello, acaba de poner en marcha su propio proyecto empresarial “Clases con arte”, enfocado a la educación para adultos sobre historia del arte y la impartición de talleres infantiles sobre esta materia “Los comienzos son complicados y cuesta mucho hacerse un hueco en el mercado. Pero confío mucho en mí misma, y estoy segura de que mi proyecto es sólido y alcanzaré todas mis metas”, asegura convencida. La Lanzadera en la que ella participó iba dirigida a mujeres de 30 a 45 años, muchas de ellas, desempleadas de larga duración. “Tristemente en nuestro país, sigue siendo muy difícil la inserción laboral de la mujer y la conciliación” añade Judith. 

Un grado en comercio y dos ciclos formativos de grado superior, avalan la preparación de María Toquero (28). Tras seis años trabajando como responsable de administración y almacén en su antigua empresa, esta experta en logística se quedó en el paro. No dudó en apuntarse a la III Lanzadera de Empleo para lograr su objetivo, “encontrar un trabajo acorde a mi formación y experiencia”. María lo ha logrado. En las últimas semanas de la Lanzadera, esta joven participó en una intermediación con la empresa Aguas de Valladolid, que finalmente, acabó contratándola para su departamento de Logística. 

En el marco del Plan de Empleo del Ayuntamiento de Valladolid, el próximo 7 de enero, y hasta el mes de junio, se pondrán en marcha tres nuevas Lanzaderas de Empleo y Emprendimiento solidario. Un total de 60 personas desempleadas, mayores de 30 años, con perfiles de formación diversos y con trayectorias laborales en diferentes sectores, podrán formar parte de este proyecto, que se llevará a cabo en los centros cívicos de Rondilla, Zona Este y Juan de Austria.

 

Artículo escrito por Laura Negro y publicado en El Norte de Castilla el 29 de diciembre de 2015.
Pertenece a una seríe de artículos que se irán publicando para difundir el Plan de Empleo Municipal 2015 puesto en marcha por el Ayuntamiento de Valladolid