Se encuentra usted aquí

Fomentar el empleo indefinido redunda en la estabilidad y profesionalización

• La Asociación de Autismo de Valladolid ha sido una de las entidades beneficiarias de la subvención de empleo estable del Ayuntamiento de Valladolid
• La organización convertirá cuatro contratos en indefinidos gracias a la subvención de 21.600 euros.

Asociación Autismo“Hemos pasado unos años muy complicados en los que no hemos podido crecer, y ahora, gracias a esta ayuda, volvemos a hacerlo. Ello repercutirá en una notable mejora en los servicios a nuestros usuarios”. La que habla es María Concepción Galván. Ella es la presidenta de la Asociación de Padres de Niños Autistas y Psicóticos de Valladolid y se refiere a la subvención que recientemente les ha concedido el Ayuntamiento de Valladolid para el fomento del empleo estable, una de las líneas del Plan de Empleo 2015.

Actualmente la Asociación Autismo Valladolid cuenta con 84 trabajadores, 56 de ellos a tiempo completo y 28 a tiempo parcial. Gracias a esta subvención, cuatro de los empleados temporales han visto como su contrato se convertía en indefinido. Ellos son Raúl Pariente (20 años), Carolina Rodríguez (24) y María Cepeda (28), todos ellos cuidadores en el hogar-residencia ‘Hamelín’, y Víctor Calvo (26), cuidador del Centro de Día ‘Alfahar’, ambos servicios de la Asociación.

El primer contacto laboral de los cuatro jóvenes con la asociación surgió a raíz de desarrollar allí las prácticas de sus estudios. De los cuatro, tan sólo Carolina había tenido una experiencia laboral previa como teleoperadora. Para el resto, éste es su primer empleo. Y todos ellos recibieron la noticia de la transformación de su contrato a indefinido “con gran alegría”. Para ellos, esta ayuda sirve para frenar el drama del desempleo, en edades que, como las suyas, son consideradas de difícil acceso al mercado laboral.
“Un contrato fijo me garantiza una mayor estabilidad. Me encanta mi trabajo. Es muy gratificante. Al trabajar con personas con autismo, se ha creado un vínculo muy especial entre nosotros y ya son parte de mi vida”, expone Carolina. “Como empleados, agradecemos que se concedan este tipo de ayudas, y más ahora, que con la crisis es tan complicado encontrar trabajo. Ojalá hubiera muchas más iniciativas como ésta”, completan Víctor y Raúl. “Es un trabajo que tiene que gustarte mucho. Requiere gran constancia y paciencia ya que los aprendizajes son muy lentos, por eso, cuando logras resultados, la satisfacción es mucho mayor. La nuestra, es una profesión totalmente vocacional”, completa María, quien está formada como integradora social y profesora de educación especial y se considera afortunada por haber encontrado un trabajo estable y de su especialidad en Valladolid. “Algunos familiares y gran parte de mis amigos y compañeros de la universidad han tenido que buscar trabajo en otras ciudades como Madrid o Barcelona y en otros países como Inglaterra. Es una pena que tengamos una juventud sobradamente preparada y que se tenga que ir fuera a buscar trabajo”, se lamenta esta joven cuidadora.

En total han sido 21.600 euros los que ha recibido la Asociación Autismo Valladolid a través de esta ayuda. 5.000 euros por cada uno de los tres trabajadores a jornada completa y 3.000 euros por el contrato de María, que trabaja a tiempo parcial. A estas cantidades hay que añadirle un 20% por tratarse de menores de 30 años. Además, la entidad ha sido beneficiaria de 6.000 euros procedentes de otras tres subvenciones de la convocatoria de personas desempleadas, por la contratación de 2 trabajadores a tiempo parcial y 1 trabajador con jornada completa, todos parados de larga duración. “Nuestra plantilla está compuesta principalmente por gente joven, sobre todo en nuestro centro de día y en la residencia, ya que consideramos que ofrecen y transmiten mucha alegría a los usuarios y, además, están muy motivados a la hora de trabajar”. 

“Para una entidad como la nuestra, estas ayudas son fundamentales para que se pueda seguir prestando un servicio tan necesario para la sociedad. Suponen una gran inyección de oxígeno y nos permite ofrecer una mayor y mejor atención a los usuarios, que son personas muy vulnerables y que necesitan mucha atención. Contar con una plantilla estable es beneficioso para la Asociación y, por supuesto, también para los trabajadores, pero sobre todo para los usuarios que ven cómo sus personas de referencia son siempre las mismas”, enfatiza María Concepción.

Servicio a la sociedad

Esta ayuda posibilita la profesionalización en empresas y también en entidades del tercer sector. El procedimiento para la concesión de la subvención fue por concurrencia competitiva, siendo uno de los criterios puntuables que la actividad de la empresa o entidad sin ánimo de lucro solicitante estuviera dirigida hacia los sectores de la dependencia y los servicios sociales. La Asociación Autismo Valladolid atiende actualmente a 147 usuarios y, por ende, a otras tantas familias. Se trata de una entidad de marcado carácter social, sin ánimo de lucro, que nace en 1981 para dar respuesta a las necesidades de los padres con niños con trastorno del espectro del autismo, que en muchas ocasiones tienen un grado de afectación severo y graves problemas de conducta.

 

 

 

Artículo de Laura Negro publicado en El Norte de Castilla el 18 de enero de 2016
Es el cuarto de la serie de artículos que se publican para difundir el Plan de Empleo Municipal 2015 puesto en marcha por el Ayuntamiento de Valladolid