Se encuentra usted aquí

Cómo transformar las ciudades aprendiendo de la naturaleza

  • La Agencia de Innovación y Desarrollo Económico acoge a los 25 socios del 5º encuentro del proyecto H2020 Urban GreenUP, un proyecto verde para una urbe resilente al cambio climático

Valladolid acoge esta semana el quinto encuentro de Urban GreenUP, un proyecto europeo del programa H2020, que se inició en 2017 y terminará en 2020. Su objetivo es transformar las ciudades y los espacios urbanos a través de soluciones basadas en la naturaleza (NBS, Nature Based Solutions) y generar una nueva metodología para aplicar este tipo de acciones.

La llamada “renaturalización” de las ciudades tiene un alto impacto en el entorno urbano ya que integra aspectos de movilidad, urbanismo y medio ambiente: nuevas zonas peatonales, carriles bici, parques y jardines, suelos drenantes y zonas verdes innovadoras como los jardines verticales o cubiertas verdes en instalaciones y edificios. Se trata, pues, de poner el foco en la calidad de vida del ciudadano, para que disfrute de un entorno más saludable y resiliente al cambio climático, que contempla también un desarrollo económico y social más equilibrado.

Valladolid, que llevará a cabo 42 acciones, es una de las ciudades faro de este proyecto junto con Liverpool (Reino Unido) y Esmirna (Turquía). El consorcio está liderado por CARTIF e integrado por 25 socios de diversas nacionalidades, entre los que se encuentran, además de ciudades demostradoras y ciudades seguidoras, universidades, centros tecnológicos, organizaciones públicas, PYMEs y empresas consolidadas, entre otros.

El encuentro, que acoge la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico del Ayuntamiento de Valladolid y se celebra estos días, tiene el objetivo de analizar y revisar con detalle las acciones que se han puesto en marcha en las tres ciudades demostradoras, su progreso y los diferentes retos que supone su implantación. Además, se establecerán nuevas líneas de trabajo teniendo en cuenta las recomendaciones de la Unión Europea, y se definirán las tareas para los próximos meses de los grupos de trabajo de Urban GreenUP.

Los participantes podrán conocer de primera mano e “in situ” los proyectos que se han planteado en nuestra ciudad: algunos se vertebran a través de un corredor verde de oeste a este como eje principal que va desde el Estadio José Zorrilla hasta el río Esgueva, y otros se llevarán a cabo en el centro de la ciudad. Son soluciones muy innovadoras; cambiarán la imagen de espacios urbanos, calles y edificios y beneficiarán a los comerciantes y a los peatones.

Entre las actuaciones más inminentes de este proyecto se encuentra la instalación de una fachada verde o jardín vertical de 350 metros cuadrados en El Corte Inglés de la calle Constitución, una zona en la que es muy difícil ampliar los espacios verdes por la densidad de la edificación, la estrechez de las calles y las restricciones normativas exigidas para la protección del patrimonio. Las fachadas vegetales o jardines verticales permiten renaturalizar áreas de la ciudad donde no hay espacio físico suficiente para zonas verdes, como ocurre en el centro histórico de la ciudad. En este caso, la ubicación junto a la plaza Mayor dará mucha visibilidad al proyecto, de tal modo que ciudadanos y turistas conozcan mejor este tipo de soluciones innovadoras y su impacto suponga un estímulo para que se repliquen en otros edificios y ciudades.

Un ejemplo similar, que integra arquitectura y naturaleza, será la instalación de una cobertura vegetal en la marquesina de la Plaza de España con sistema de riego incorporado. La cubierta vegetal aumentará el aislamiento térmico de la estructura y, además, se mejorará el sistema de recogida de agua de lluvia. A esta actuación, que dotará a la zona de un nuevo aspecto más fresco y saludable, se suma otra cubierta verde en el mercado de El Campillo. 

Plaza de Portugalete

Entre los jardines verticales móviles, destaca el que se instalará en la plaza de Portugalete. Estará formado por las letras de la palabra Valladolid sobre un banco y alcanzará doce metros de largo y casi dos de alto. Como la ciudad de Vitoria, Valladolid contará con este reclamo turístico verde y sostenible. También se instalarán dos jardines verticales con un sistema innovador de ventiladores solares en la Plaza de Zorrilla y la Plaza Rinconada.

Por último, en la calle Santa María se instalarán toldos vegetales con iluminación incorporada, una de las acciones más innovadoras del proyecto

Además, hay otras intervenciones de planificación sostenible como las barreras verdes en puntos de alta densidad de ruido, el incremento de la diversidad arbórea y sistemas urbanos de drenaje sostenible, como pavimentos filtrantes y jardines de lluvia en diferentes puntos de la ciudad, para contrarrestar los efectos que acarrean episodios de intensa precipitación, como los que hemos sufrido recientemente, y que serán más frecuentes e intensos debido al cambio climático. Así mismo, se construirá una planta natural de tratamiento de aguas, que permitirá la reutilización de agua para el riego. 

URBAN GreenUP se completa con numerosas acciones de carácter no técnico, en las que se busca facilitar la participación ciudadana, incrementar la sensibilización frente al cambio climático, así como promover la comunicación y difusión del proyecto entre los ciudadanos.

Este proyecto no es el único que pone el foco en acciones “verdes” de la ciudad. La Agencia de Innovación gestiona dos nuevos proyectos Interreg, INDNATUR que estudiará y probará soluciones de renaturalización en polígonos industriales, con pruebas piloto en Valladolid y Braganza (Portugal). Además, gracias a CENCYL Verde Valladolid elaborará su estrategia de adaptación al cambio climático, en la que las infraestructuras verdes serán sin duda un aspecto clave para conseguir una ciudad más saludable y amigable y más resiliente frente al cambio climático.

(Publicado el 25 de septiembre de 2019 por la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico de Valladolid en el suplemento Innova+ de El Norte de Castilla)

Categorías: 
Noticias Ciudadano