Se encuentra usted aquí

Valentía, generosidad y tesón, buena receta para montar un negocio

  • Mercedes Escudero, empresaria CREA, afianza su sueño y cuenta con su propia tienda en el barrio San Isidro

Trabaja de domingo a domingo y festivos sin descansar. Este mes ya ha hablado con sus clientes para cerrar la tienda algún día porque «desde que empezó el confinamiento llevamos mucha tralla, y además ahora que repartimos a domicilio se nos han multiplicado las ventas por cuatro».

Mercedes Escudeo_ManjaresEstas palabras son de Mercedes Escudero, de 34 años. Ha montado hace casi un año su propio negocio, una tienda de ultramarinos en el barrio vallisoletano de San Isidro, y lo de estar al pie del cañón le viene de tradición familiar y de la venta ambulante: «Lo de la venta y estar de cara al público lo he mamado. Mi madre me metía en un bolso en el mercado desde muy pequeña para que no pasara frío y allí me ponía a jugar. Mi familia también me ha inculcado eso de ser una mujer administradora y con los pies en la tierra», reconoce.

Y en el cielo, un sueño. «¿Si yo tuviera algún día mi propia tienda?», le comentaba a su anterior jefe… Cuando ofrecieron el traspaso de Los Manjares en la calle Santa María de la Cabeza no se lo pensó dos veces y echó toda la carne en el asador. Dos ingredientes le dieron el punto justo a la receta: valentía y generosidad. «Soy demasiado valiente», comenta. «Digo que meto la cabeza por ahí y la tengo que meter». Y con el traspaso «me vino un ángel caído del cielo. El dueño del establecimiento estuvo conmigo un mes, a cambio de nada, presentándome el género, a los clientes, a los proveedores. Vamos…, que nadie hace esto». Y lo que tampoco hizo nadie, que es a lo que más miedo tenía Mercedes, fue rechazarla por ser gitana. «Antes de abrir la tienda, que me costó mucho preparar, sentía como un remusguillo… Ese miedo mío porque soy gitana». Pero no fue así. La tienda fue con buen pie desde el principio, en un cruce de caminos entre el tesón y el apoyo de instituciones como el Secretariado Gitano, que le puso sobre la pista del programa básico de formación CREA para empresarios que ofrece el Ayuntamiento de Valladolid

«Al no tener estudios, yo estaba más perdida de lo normal y me ayudó a saber manejar mejor la situación, en los números, en las cuentas. Fue una nueva experiencia, que me pareció imprescindible, y más con el apoyo continuo del tutor, o el uso de herramientas de comunicación como una web».

Además de aprendizaje, Mercedes recibió 1.500 euros a fondo perdido de las Becas CREA, «un dinero que no tienes y se agradece mucho», concluye.

El programa CREA para emprendedores de Valladolid inicia dos nuevos ciclos en versión 'on line'

FormacionCREA_PresencialLa formación, pilar fundamental en el desarrollo de cualquier actividad, resulta clave para aquellas personas que desean emprender un negocio o proyecto y es uno de los objetivos del Plan de Empleo del Ayuntamiento de Valladolid. Este año, las herramientas digitales han permitido que prosiga el programa con una fuerte demanda. CREA, gestionado por la Concejalía de Innovación, Desarrollo Económico, Empleo y Comercio del Ayuntamiento de Valladolid, ha abierto dos ciclos del 16 de abril al 15 de mayo con 60 participantes.

Todos persiguen el objetivo de este curso: formarse en un nivel de iniciación como emprendedores en creación, dirección y gestión de empresas. A lo largo de este proceso de aprendizaje cuentan con un tutor y mentor profesional que les apoya en el diagnóstico y elaboración de los planes de negocio.Todo ello dirigido a minimizar el riesgo inherente a la puesta en marcha y consolidación de sus proyectos empresariales. Cuatro módulos abordan los contenidos esenciales: ideas, modelos de negocio, análisis sectoriales, planes de marketing, de compras y financieros, habilidades para la venta…

Teniendo en cuenta que el tejido empresarial de Valladolid está formado en un 95% por este tipo de microempresas, apoyar su puesta en marcha o transformación cobra especial relevancia, y más aún en la situación actual. De hecho, el programa CREA tiene tanta aceptación en la ciudad que se ha consolidado con marca propia. En los últimos tres años ha atendido a más de 2.000 emprendedores vallisoletanos en sus diferentes acciones formativas.

En abril arrancó una de esas acciones centrada en la elaboración de planes de empresa con el foco puesto en dirección y gestión; posteriormente se programarán distintos seminarios y módulos que abordarán aspectos como el diseño de web, posicionamiento en redes sociales, marketing y comunicación. Y como novedad, la formación se abrirá también al neuromarketing.

.

(Artículo publicado en El Norte de Castilla el 3 de mayo de 2020 en las páginas de Economia en la sección 'Innovación y Desarrollo Económico en Valladolid', elaborada por la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico del Ayuntamiento de Valladolid)