Se encuentra usted aquí

Valladolid, faro de Europa en movilidad urbana sostenible

Visita ProspectEl Ayuntamiento de Valladolid es mentor de 13 ciudades de muy variada tipología / Muestra la hoja de ruta y su experiencia en proyectos e iniciativas concretas para la implantación de políticas “sostenibles”

La experiencia ha llevado a la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico del Ayuntamiento de Valladolid a liderar el papel de ciudad faro en proyectos europeos de movilidad urbana sostenible. Su “saber hacer” la posiciona como  ciudad pionera en algunos aspectos críticos de los nuevos sistemas de movilidad urbana. Y por ello, está llevando a cabo un proceso de mentorización en buenas prácticas, financiado por la Unión Europea con fondos Horizonte 2020, dentro del proyecto PROSPECT. 

Este proceso de aprendizaje y tutorización se basa en un programa integral que pilota alrededor de cuatro puntos: una exposición general donde los expertos vallisoletanos han presentado las distintas acciones que se han llevado a cabo en la ciudad, compartiendo su experiencia de una forma práctica y transferible a sus municipios. En segundo lugar, añade Ángela Rivada, responsable del proyecto, los representantes de las ciudades participantes transmiten sus inquietudes, objetivos y necesidades para poner en marcha este tipo de iniciativas verdes. 

A este punto de partida y de intercambio, le sigue una visita a la ciudad de Valladolid, en la que comprueban in situ cómo se hace realidad lo que se ha plasmado en el papel de una estrategia o un Plan de Movilidad Urbana Sostenible. Profundizan en casos de éxito reales dentro de proyectos de REMOURBAN, PE4Trans, la Oficina del Vehículo Eléctrico o TransformingTransport, analizando el diseño de las actuaciones, la búsqueda de la financiación, la ejecución y la evaluación. El proceso finaliza con la transferencia del conocimiento. 

No obstante, según recalca Rivada, es un aprendizaje continuo donde se ponen encima de la mesa soluciones interesantes para lugares muy variados. Es el caso, por ejemplo, de Sarajevo, que avanza en la línea de la movilidad urbana sostenible. «Sus características son diferentes y los planes que quieren aplicar también». Otras “alumnas” de la capital del Pisuerga son la ciudad alemana de Essen, Charleroi (Bélgica), Mantua (Italia), así como localidades de Portugal, Rumania, Grecia, Bulgaria y Croacia. 

Uno de los temas que más interesa es la financiación. Por ello, el equipo técnico de la Agencia orienta a los participantes en cómo obtener las ayudas necesarias o en la necesidad de la colaboración público-privada para este tipo de proyectos. Tan importante como el dinero es el conocimiento. Auvasa comparte su estrategia basada en el desarrollo de un transporte público sostenible y limpio con el análisis de los distintos modos que utilizan los ciudadanos para desplazarse. 

Otras entidades, que también han dejado su huella en PROSPECT, como Cartif, Cidaut o GMV, comparten su especialización en la coordinación de proyectos y en ámbitos innovadores como el vehículo conectado, la importancia de tomar decisiones basadas en la monitorización de los datos para planificar mejoras en movilidad y la seguridad vial en las ciudades. 

No faltan tampoco la aportación del reto tecnológico que suponen los autobuses híbridos y eléctricos,  de emisiones cero,  la infraestructura de recarga o la gamificación como herramienta para promover la movilidad sostenible. Y, por supuesto, las reflexiones que implica la crisis derivada de la pandemia provocada por la Covid-19 y su impacto en la movilidad urbana sostenible. «El coronavirus ha subrayado la importancia de contar con planes flexibles que se puedan adaptar a las circunstancias», reflexiona el gerente de la Agencia, Jesús Gómez, para a continuación, incidir en que el éxito de las iniciativas con sello vallisoletano reside en el trabajo conjunto con otras áreas municipales y en el perfil multidisciplinar de los profesionales. 

Un paso al frente que ayuda a las autoridades locales y regionales a beneficiarse de las lecciones aprendidas y de la experiencia para lanzar su propio programa de inversión en función de sus intereses y necesidades. Además, Valladolid siempre estará ahí para ayudarles en su hoja de ruta “verde”. De hecho, Eurocities, coordinadora del proyecto, está muy contenta con el resultado. 

Ahora bien, ¿por qué la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico fue seleccionada como mentora de Europa? Una de las razones, señalan los responsables, es por el posicionamiento que tiene Valladolid en movilidad urbana sostenible. Cuenta con proyectos internacionales que abordan diferentes perspectivas. En 2015, REMOURBAN marcó un antes y un después en la electrificación del transporte público. A esto se suma la promoción de los vehículos eléctricos entre particulares y las flotas empresariales para la disminución de las emisiones de CO2. 

Otro tanto que suma el Ayuntamiento, apuntan los técnicos, ha sido la aplicación del big data para la toma de decisiones enfocadas a la gestión del transporte público, el tráfico y el reparto de última milla. A esto se añade el fomento de medios de transporte más sostenibles, como son la bici y, por ende, la mejora de los carriles bici y su conectividad. El círculo “virtuoso” se cierra con un dato: más del 53% de los vallisoletanos va a pie; ellos hacen que la ciudad sea más sostenible, además de participar en paneles ciudadanos para mejorar el transporte público. En definitiva,  un crisol que funde varios materiales valiosos para la movilidad sostenible. 

     

(Artículo de E. Lera publicado el martes 14 de julio de 2020 en el suplemento 'Innovadores' de El Mundo)