Se encuentra usted aquí

El Ayuntamiento impulsará la industria 4.0 en la ciudad a través de un protocolo de actuación centrado en el “Blockchain” y la Economía de Datos

  • Data Economy y Red Alastria, entidades sin ánimo de lucro, conforman esta alianza con el consistorio vallisoletano para fomentar la transformación digital e implantar tecnologías avanzadas en el entorno empresarial

En la mañana de hoy, el alcalde, Óscar Puente, el presidente de Data Economy España, Emilio del Prado, y la presidenta de Red Alastria, María Parga, han rubricado el protocolo general de actuación entre el Ayuntamiento de Valladolid y ambas entidades para potenciar actividades relacionadas con Blockchain/DLT y Economía de los Datos, en la actividad económica de la ciudad de Valladolid.

Enfocar la estrategia de las ciudades inteligentes a una mejora de la calidad de vida del ciudadano es uno de los retos de la transformación urbana del siglo XXI. Un reto que tiene como punta de lanza la transformación digital de la gestión tanto pública como privada. En el centro de esta apuesta está la industria 4.0 que engloba distintos tipos de tecnologías avanzadas hoy ya imprescindibles en una gestión global y eficiente.

Tecnología de vanguardia como la inteligencia artificial o el Internet de las cosas se engloban dentro de la llamada Economía del Dato (“Data Economy”). Son actividades económicas enmarcadas en la denominada cuarta revolución industrial o Industria 4.0, relacionadas con los habilitadores tecnológicos vinculados a los datos o con un fuerte componente digital: Big Data y analítica de Datos, Plataformas digitales, Cloud Computing, Ciberseguridad y Blockchain.

El protocolo que hoy se ha firmado, precisamente tiene como base la Economía de Datos y se ha instrumentado a través de la Concejalía de Innovación, Desarrollo Económico, Empleo y Comercio del consistorio vallisoletano, que cuenta con amplia experiencia en el desarrollo de proyectos de “Ciudad Inteligente” de contenido social y repercusión directa sobre el ciudadano como son Remourban, perteneciente al programa Horizon2020; Urban Green Up, que desarrolla infraestructuras verdes y soluciones urbanas basadas en la naturaleza; o el proyecto S2city, que facilita un sistema inteligente para que el ciudadano acceda a los servicios municipales a través del móvil y de un portal de participación ciudadana. 

Además, la Agencia de Innovación ha participado en otras iniciativas en el ámbito de la innovación social y nuevos usos de las TIC, como son los proyectos europeos InLife y Transforming Transport, que tienen a Valladolid como laboratorio urbano, o como el proyecto de cooperación territorial Cencyl+ y su red de ciudades sostenibles.

Objetivos del “Protocolo general de Actuación”

Los objetivos fundamentales se centran en los siguientes aspectos:

  • DLT / Blockchain. Fomentar la economía digital a través del desarrollo de Tecnologías de Registro Distribuido (TRD), Blockchain, en particular, en el marco europeo.
  • Data Economy. Impulsar en Valladolid el conjunto de actividades económicas enmarcadas en la denominada “Industria 4.0”, relacionadas con los habilitadores tecnológicos vinculados a los datos. Se promoverán alianzas entre el sector privado, el sector público y la Universidad con fines eminentemente prácticos que redunden en apoyo a emprendedores y en la generación de puestos de trabajo. En el entorno universitario, se fomentará la creación de cátedras o aulas de empresa con el fin de desarrollar actividades académicas, culturales, de investigación o transferencia de conocimiento en torno al mundo “data”.
  • Smart City. Trasladar el objetivo de “ciudad inteligente” a la mejora de los servicios al ciudadano, la gestión automática y eficiente de las infraestructuras y los servicios urbanos, así como la reducción del gasto público y la mejora de la calidad de los servicios, consiguiendo de este modo atraer actividad económica y generar progreso.
  • I+D+I Incentivar actividades de investigación, desarrollo e innovación que incidan en una mayor competitividad de los diferentes agentes económicos vinculados con Valladolid, prestando especial interés a las actividades generadas desde la Economía de los datos.
  • ODS. Aproximar la ciudad de Valladolid hacia el máximo cumplimiento de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible señalados por la ONU (2015 y 2030). Aprovechando la eficiencia y mayor competitividad que aportan las tecnologías vinculadas a los habilitadores tecnológicos relacionados con los datos.

El acalde ha hecho referencia a la crisis sanitaria de alcance global por la que estamos atravesando que “nos obliga a planificar con perspectiva la actividad económica de la ciudad y, simultáneamente, a adoptar medidas de impacto a muy corto plazo con capacidad tractora suficiente para impulsar una rápida recuperación de nuestra economía hacia un crecimiento inteligente y sostenible”. 

“Lo que se contempla en este Protocolo, es lo que ya veníamos trabajando desde el inicio del año, ahora se torna perentorio: fomentar la economía digital, la industria 4.0, a través de habilitadores tecnológicos vinculados a los datos como Big Data y analítica de Datos, Internet de las cosas, Plataformas digitales, Inteligencia Artificial, Ciberseguridad o Blockchain, términos cada vez más presentes en la economía y sobre los que queremos hacer pivotar el objetivo de “ciudad inteligente” para mejorar los servicios que se prestan al ciudadano” ha asegurado Puente.

Innovación, conocimiento y tecnología en Valladolid

La innovación y el conocimiento, apoyados en la tecnología, son las claves sobre las que ha de basarse el progreso de las ciudades en los próximos años con el propósito de hacer más fácil la vida de los ciudadanos, lograr una sociedad más cohesionada y solidaria, generar y atraer talento humano y crear un nuevo tejido económico de alto valor añadido.

Y en este objetivo está alineada Valladolid con los recientes planes de choque aprobados por el Gobierno de España, como el PLAN DE CIENCIA E INNOVACIÓN, presentado el pasado 9 de julio, o el PLAN DIRIGIDO A LA CADENA DE VALOR DE LA INDUSTRIA DE LA AUTOMOCIÓN, aprobado el 15 de junio. En ambos está claro el propósito de sentar las bases de una mejora en la competitividad económica de las PYMEs a través de la innovación y la transformación digital, terrenos en los que, como he señalado, el Ayuntamiento de Valladolid ya viene desarrollando proyectos. 

En lo que a INNOVACIÓN se refiere, esos planes de choque incorporan programas de ayudas a PYMEs innovadoras para que puedan madurar su tecnología y su modelo de negocio y afianzar su estructura de cara a su posterior escalado. Esta misma línea es la seguida por el proyecto «Valladolid Lab-Ciudad Escenario Demostrador», que persigue fomentar aquellos proyectos aún en fase incipiente o de prueba que requieren ser testados y probados para conseguir llegar al mercado, a su comercialización masiva para ser rentables y, por consiguiente, para que sean capaces de generar empleo en su posterior producción. El programa «Valladolid Lab», aspira a incorporarse a la European Network of Living Labs, cuyo objetivo es promover el papel de los medios públicos para el desarrollo de la innovación.

Y si hablamos de innovación en cuanto a movilidad inteligente, se está produciendo en la actualidad un salto cualitativo hacia una nueva movilidad urbana, que viene marcada por las oportunidades que aporta la digitalización, estimulando nuevos servicios y modelos de negocio, impulsando la electrificación del transporte -en línea con los objetivos de descarbonización-, activando la recarga inteligente o el diseño de nuevos prototipos.

Siendo conscientes de esto, nuestra ciudad está en constante evolución en pos de una movilidad segura, sostenible, electrificada y conectada. En este sentido, no solo ha aprobado recientemente el programa Valladolid Ciudad Verde, que es una apuesta por modos de movilidad saludable, como la movilidad ciclista -con la ampliación de 25 kms de la red de carriles bici y del número de Calles 30-, y la movilidad peatonal -con más de 25.000 m2 de nuevas zonas peatonales- y el transporte público, sino que también hemos incorporado doce autobuses híbridos eléctricos a la flota de AUVASA y se ha renovado la red inteligente de recarga pública de vehículos eléctricos, impulsando la instalación de más de 100 puntos de recarga dentro del proyecto europeo Remourban.

Además, con la finalidad de garantizar la seguridad sanitaria, se ha optado por suprimir el pago en efectivo del billete ordinario a bordo de los autobuses y se ha comprometido una dotación económica de 300.000 € para implantar en los autobuses urbanos el pago con tarjeta y teléfono móvil, al objeto de eliminar cualquier contacto físico y posibilitar que los usuarios puedan acceder al autobús de forma segura.

Tenemos muy presente, también, que el comercio, la hostelería, la restauración, el sector servicios de la ciudad en general se ha visto muy afectado por las consecuencias derivadas de la crisis sanitaria, y no cabe duda que la transformación digital –objetivo de este acuerdo de colaboración- es uno de los pilares fundamentales sobre los que trabajar una rápida recuperación y una mejor preparación a medio plazo de la actividad empresarial.

Y el compromiso del Ayuntamiento de Valladolid con la transformación digital se pone también de manifiesto, por ejemplo, en una de las principales propuestas del Grupo de Trabajo formado por cuatro de los cinco Grupos Municipales para atajar las consecuencias sociales y económicas provocadas por la crisis del coronavirus en la ciudad, por la que se ha acordado impulsar líneas de subvención a PYMEs y Autónomos para que incorporen servicios avanzados para la transformación digital de su actividad en comercio electrónico, marketing digital, procesos de negocio y de seguridad y confianza digital.

“Como es lógico, lo más adecuado para impulsar estas políticas es apoyarse en la experiencia y en el conocimiento, y por ello buscamos alianzas con agentes involucrados en este ecosistema de innovación, como la establecida con nuestros socios en el Protocolo que hoy se firma: de una parte, la asociación Data Economy España, plataforma para el desarrollo de proyectos vinculados con la Economía de los Datos a nivel multisectorial y, de otra, Alastria, que fomenta la economía digital a través del desarrollo de tecnologías descentralizadas/Blockchain e impulsa en forma colaborativa nuevos modelos de economía digital, promoviendo la colaboración del sector privado y público; prueba de ello es que la Red  Alastria cuenta con más de 600 miembros procedentes de grandes y medianas empresas, pero también de entidades del sector público y de asociaciones” ha apuntado Puente..

Por su parte, Emilio del Prado, presidente de la Asociación Data Economy España, expresó su gratitud al alcalde de Valladolid, Óscar Puente, a la Concejala de Innovación, Desarrollo Económico, Empleo y Comercio, Mª del Rosario Chávez, al director de la Agencia de Innovación y Desarrollo, Jesús Gómez y a su coordinador, Modesto Mezquita -por su buena disposición y apoyo incondicional a una propuesta de colaboración tan importante para la economía y el empleo en Valladolid-. “Este es el fin primordial del que se derivarán diferentes iniciativas de carácter nacional, destinadas a potenciar la actividad económica en torno a Tecnologías Habilitadoras Digitales, como son: el BigData y analítica de datos, el Blockchain y la inteligencia artificial, entre otras, que deberán ser un exponente de crecimiento económico para la ciudad de Valladolid. Vinculado también con este acuerdo, se está trabajando ya en la creación de un centro nacional de investigación, y en el desarrollo de una Cátedra sobre ética en el uso de los datos con la Universidad de Valladolid. Estos y otros proyectos serán el fruto de diversos convenios que Data Economy España y Alastria suscribirán con el Ayuntamiento de Valladolid, en el contexto del Protocolo General de Actuación firmado hoy”, ha afirmado el presidente de la Asociación Data Economy España.

La presidenta de Alastria, María Parga, ha querido destacar que “en Alastria estamos convencidos de que blockchain es la tecnología que puede acelerar muchos de los retos de digitalización incluidos en la agenda España Digital 2025; España es pionera en la creación de un consorcio blockchain multisectorial, con una infraestructura y un modelo de identidad digital que puede soportar muchos de estos proyectos.  Las cualidades de blockchain aportan un valor enorme a la economía del dato, ofreciendo un entorno seguro, confiable, transparente y con garantía total de privacidad.  

La firma de este Protocolo permitirá impulsar nuevos modelos de negocio y casos de uso basados en blockchain que impulsen el desarrollo económico y la sostenibilidad en línea con la iniciativa España Digital y los proyectos europeos para la transformación digital".

Además, de las tres entidades promotoras de este protocolo, el Ayuntamiento de Valladolid, Data Economy España y Alastria, se cuenta con tres socios estratégicos como son el Ministerio de Ciencia e Innovación (Secretaría general de innovación), el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital (Secretaria de Estado de Digitalización e Inteligencia Artificial) y la Comisión Europea. (Estrategia Europa 2020 (Agenda Digital para Europa/Estrategia para el Mercado Único Digital de Europa).

Categorías: 
Noticias Ciudadano