Se encuentra usted aquí

La búsqueda de soluciones basadas en la naturaleza se configura como una de las actuaciones de la ciudad contra el cambio climático

“El objetivo común es hacer de Valladolid una ciudad más resiliente, desde la innovación, favoreciendo nuestro crecimiento económico basado en sostenibilidad, apoyados en una auténtica transformación digital, para conseguir una ciudad más saludable y humana para todos nosotros”. Este es el desafío descrito por la concejala Charo Chávez en la apertura de la jornada “Valladolid resiliente” encaminada a encontrar soluciones al cambio climático y a aumentar la resiliencia del municipio ante los cambios que se avecinan, por ejemplo, a través de soluciones basadas en la naturaleza.

El Ayuntamiento de Valladolid a través de la Concejalía de Innovación trabaja en numerosos proyectos europeos de innovación, sobre sostenibilidad, movilidad sostenible, eficiencia energética, smart city y transformación digital. “Nuestra actividad -explica Charo Chávez- se enmarca en los Fondos de Recuperación y Resiliencia de la Unión Europea, que buscan no sólo apoyar a los países miembros a salir de los efectos devastadores de la pandemia Covi19 sino a salir fortalecidos, transformar nuestra economía y crear oportunidades de trabajo para trabajar por las ciudades en las que queremos vivir”.  Como proclama el slogan de los propios fondos “Es el momento de trabajar para crear una Europa más ecológica, más digital y más resiliente”. Y Valladolid está en la vanguardia.

La concejala de Innovación, Desarrollo Económico, Empleo y Comercio, acompañada por Manuel Saravia, concejal de Planeamiento Urbanístico y vivienda, ha explicado algunas medidas emprendidas por el Ayuntamiento de Valladolid para conseguir ese objetivo, como la creación de espacios verdes innovadores en el centro de Valladolid.

Uno de estos proyectos es ACTonNBS, que pertenece al programa EIT Climate-KIC de la Unión Europea, que es una comunidad de conocimiento e Innovación (KIC) que trabaja para acelerar la transición hacia una sociedad sin emisiones de carbono y resistente al cambio climático. Este sistema reúne a ciudades, investigadores y expertos para maximizar la difusión innovadora de las en ciudades, países e internacionalmente.

Por otro lado, el proyecto ReSET está financiado con fondos del programa europeo Horizonte 2020. A raíz de la crisis sanitaria, la recuperación económica y el Pacto Verde Europeo, este proyecto tiene como objetivo aprovechar los avances tecnológicos en modelización espacial, inteligencia artificial y detección ambiental a fin de facilitar el desarrollo sostenible urbano y agrícola en Europa.

El pasado 21 de julio se celebró también en el Patio Herreriano la primera de las jornadas de “VALLADOLID RESILIENTE, con representantes de distintas áreas del Ayuntamiento de Valladolid, como son de las Concejalías de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, Aquavall, AUVASA, y también acudieron funcionarios del Servicio de Extinción de Incendios, Salvamento y Protección Civil y de la Concejalía de Educación, Infancia, Juventud e Igualdad.

“Queremos plantear la búsqueda de soluciones. Queremos proponer, pero sobre todo escuchar las posibles soluciones naturales a la problemática de la ciudad de Valladolid frente al cambio climático que se identificó en la primera jornada”, según ha señalado charo Chávez. Por eso han participado empresas como Renault, SUDs-Atlantis y Field Factors.

“Quiero hacer una referencia a la Estrategia de Adaptación al Cambio Climático en la ciudad de Valladolid, un documento realizado en el marco del proyecto de innovación Ciudades Verdes Cencyl, financiado con fondos europeos, en el que participan diversos municipios españoles y portugueses que han trabajado con una metodología común. En el marco de esta estrategia se ha realizado un estudio climático actual y futuro de Valladolid, a través del cual sabemos que el clima de la ciudad será más seco y cálido, habrá más olas de calor y temperaturas más extremas”.

Categorías: 
Noticias Ciudadano