Se encuentra usted aquí

Paola Alemán: "Cuando se trabaja en equipo, el grado de compromiso aumenta"

Paola Alemán es trabajadora social, publicista y relaciones públicas de titulación, docente de vocación y de profesión. Paola Alemán Avendaño cuenta con una amplia experiencia laboral en el sector de la formación y es la coordinadora del curso ‘Inteligencia emocional y marca personal’ dentro del programa Reinnóvate de la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico del Ayuntamiento de Valladolid.

Inscripciones en el curso hasta el 29 de octubre

A la hora de buscar un empleo, ¿nos dejamos mover por las emociones o influyen otros componentes?

Siendo sinceros, en muchas ocasiones nos resulta complicado distinguir una emoción de un sentimiento o de un estado de ánimo. Todos ellos contribuyen en nuestra persona, en nuestro día a día, en hacernos quién somos y por supuesto, ¿cómo no iban a hacerlo a la hora de buscar un trabajo?  

¿Cómo puede aplicarse la inteligencia emocional al mercado laboral?

Los criterios de las empresas sobre la valoración de la inteligencia emocional, aunque de manera muy paulatina, están cambiando. En la selección de personal, ya no se valora solamente la capacidad intelectual o la destreza técnica, sino que va ganando importancia un conjunto de competencias propias de la inteligencia emocional. El trabajo en equipo es clave.

¿Podemos decir que el trabajo en equipo y el trabajo en grupo son sinónimos?

A pesar de que en múltiples ocasiones tienden a confundirse no debería ser así. Mientras que un trabajo en grupo se caracteriza por tener una comunicación limitada y persigue metas propias e intereses particulares; el trabajo en equipo va un paso más allá. Cuando se trabaja en equipo el grado de compromiso aumenta, la comunicación es mucho más fluida y el sentimiento de permanencia mucho más gratificante.

¿Hasta qué punto se puede encontrar siempre la felicidad o al menos la satisfacción en todo lo que uno hace?

Los “siempre” y los “nunca” suelen ser peligrosos. Vivimos en la era de lo que yo llamo “falso positivismo”: debes estar feliz porque te lo dice una marca, una libreta o una camiseta. Pero, ¿y si tengo un día malo? Todos tenemos el derecho a sentir tristeza, enfado o miedo y además ¡es sano y necesario! Considero que la clave para encontrar la satisfacción en lo que haces es dar lo mejor de ti, tratar de hacer lo que hagas de la mejor forma posible. Sentirnos bien con nosotros mismos no tiene precio.

¿Podemos controlar nuestras emociones o las emociones nos controlan a nosotros mismos?

Las emociones tienen un impacto muy importante sobre el comportamiento de las personas ya que van a condicionar nuestras respuestas en tres aspectos: motriz, fisiológico y cognitivo. Conocernos a nosotros mismos nos permitirá reflexionar y entender esas reacciones afectivas producidas por nuestro cerebro, entrenándonos a saber qué hacer si se nos presenta una situación similar.

Insiste en la necesidad del autoconocimiento. ¿Realmente somos tan desconocidos para nosotros mismos?

En muchas ocasiones cuando afirmamos no conocernos es sencillamente porque no nos interesa. Conocerse requiere tiempo y disposición. Las listas de excusas anulan las ganas y cualquier plan es bueno si nos aparta de pararnos a reflexionar. También podemos encontrar el polo opuesto: las personas que creen conocerse porque en un momento puntual de su vida invirtieron sus esfuerzos en ello. Esto es un error. Todos evolucionamos. Los acontecimientos, las experiencias que vivimos o el hecho de adaptarnos a una circunstancia nos hace cambiar. Deberíamos replanteárnoslo con más frecuencia.

¿Hasta qué punto no nos conocemos o preferimos no admitir lo que sabemos de nosotros mismos?

(Risas) Es cuestión de valentía. Tendremos que elegir si “pagar cada día el precio de no conocerse pudiendo hacerlo” o “vivir en la felicidad de la ignorancia”. No reflexionar sobre ti mismo es uno de los precios más caros que se pueden pagar.

Otra parte del curso es la marca personal. ¿Por qué crear y potenciar Tu Marca?

La competencia dentro del mercado laboral es muy numerosa y exigente. Distinguirse ante la multitud con una identidad fuerte y una posición diferenciada en el mercado es posible. La marca personal puede ser tu mejor aliada.

¿Hasta qué punto puede alguien cambiar su marca?

Solo se puede cambiar aquello que realmente se quiere cambiar. Detrás siempre hay un denominador común: trabajar para ello. Muchas personas se quejan de la vida que tienen. Pero realmente, ¿hacen algo, aparte de quejarse, para modificar sus circunstancias? Las buenas intenciones sirven de poco si no se llevan a la acción. 

¿A quién va dirigido especialmente este curso y por qué?

Va dirigido a las personas dispuestas a invertir el bien más preciado e irrecuperable que tenemos: el tiempo, en ellos mismos. Debemos dejar de lado las prisas y los “remedios milagrosos” a modo de soluciones externas. En este curso no se dan soluciones, se dan herramientas. Está diseñado con la intención de motivar a los participantes a descubrir y despertar qué hay dentro de ellos.