Se encuentra usted aquí

El Ayuntamiento de Valladolid concede las subvenciones a los primeros noventa autónomos y micropymes por la digitalización de su actividad empresarial

  • En la primera convocatoria de ReactiVA Digital, que tiene un presupuesto de 1,5 millones de euros, se han recibido cuatrocientas solicitudes y 3.500 facturas.
  • Está abierto un nuevo plazo hasta el 31 de mayo con medio millón de euros más para impulsar a los autónomos y empresas de menos de diez trabajadore

Las ayudas del Ayuntamiento pueden llegar hasta 12.000 euros y un 60% de los gastos que realicen los autónomos y micropymes en ordenadores, equipos y programas informáticos, servicios de comercio electrónico, márketing, … La convocatoria pública de subvenciones ReactiVA Digital, que se publicó a finales del año pasado, impulsada por la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico del Ayuntamiento de Valladolid (@Innolid), ya tiene una primera resolución parcial que ha seleccionado a noventa autónomos y micropymes, como beneficiarios de ayudas para la transformación digital de su actividad empresarial, por un importe de 284.786 euros.

Este primer procedimiento, que finalizó el plazo de presentación de solicitudes el pasado 28 de febrero, cuenta con 1.500.000 euros de presupuesto que, en caso de no agotarse en posteriores resoluciones parciales, se sumará al segundo procedimiento, que cuenta con 500.000 euros y tiene abierto el plazo de solicitudes hasta el 31 de mayo. Los beneficiarios recibirán ayudas del 60% de los gastos acreditados mediante factura y comprobante bancario, excluidos impuestos, hasta un importe máximo de 12.000 euros. El gasto deberá ser como mínimo de 1.000 euros, IVA excluido.

La concejala de Innovación, Desarrollo Económico, Empleo y Comercio, Charo Chávez, asegura que "esta es una prueba más del compromiso del Ayuntamiento de Valladolid con los autónomos y pequeñas empresas para dinamizar la economía con el objetivo de lograr la recuperación a partir de la modernización y transformación digital".

Entre los posibles beneficiarios de estas ayudas se encuentran 7.000 autónomos y más de novecientas micropymes que estuvieran legalmente constituidas a fecha 1 de enero de 2020, que acrediten los requisitos exigidos en el texto de la convocatoria, en particular que su volumen de negocio no supere los 250.000 euros en cómputo anual y que su centro de trabajo y domicilio fiscal esté ubicado en el municipio de Valladolid. En este primer procedimiento se han recibido casi cuatrocientas solicitudes, de las que el 55% corresponden a PYMES y el 45% restante corresponden a autónomos.

En este primer procedimiento se podían presentar facturas con fechas comprendidas entre el 1 de enero de 2020 y el 28 de febrero de 2021 para subvencionar gastos elegibles que se hubieran realizado en la compra de equipos informáticos (hardware), de programas informáticos (software) y en la contratación de servicios avanzados para la transformación digital de la actividad relacionados con comercio electrónico, marketing digital, procesos de negocio, confianza y economía del dato. Entre esos costes también tiene cabida la formación y consultoría para el análisis, diagnóstico y definición de una estrategia para su implementación. De las más de 3.000 facturas presentadas, casi novecientas corresponden a hardware, 750 a software y unas 1.600 a facturas de servicios de digitalización con un importe medio entre 500 y 1.000 euros.

Autodiagnóstico de los solicitantes sobre la digitalización de sus negocios

El proceso de esta convocatoria también se ha digitalizado en el sentido que sólo se admiten solicitudes a través de la plataforma https://ayudastd.valladolidadelante.esEste enlace se abrirá en una ventana nueva en la que los solicitantes han aportado su propio autodiagnóstico de conocimiento del mundo digital en la empresa, arrojando datos tan interesantes como que solamente un 6% consideran que no están aplicando aún la digitalización a su negocio, y por ello inician este paso solicitando estas ayudas. Del resto, casi el 60% consideran que su negocio ya es digital o que tienen objetivos y recursos destinados para ello. Los solicitantes afirman estar informados de las tecnologías que pueden ayudar a su negocio, en un 89% de los casos. El resto tienen una idea al respecto, pero no se han informado.

El 77% de los solicitantes asegura que utilizan la página web y las  redes sociales. Por contra, solo el 9% afirma utilizar plataformas de comercio electrónico de proximidad (Glovo, Deliveroo o similares). Las acciones digitales de promoción del negocio son utilizadas ampliamente; un dato relevante es que el 66% de los solicitantes afirma que se comunican con los clientes de manera digital, y por contra hay un 3% que no utiliza ninguna acción digital de promoción. La herramienta de comunicación más utilizada es el correo electrónico, pero WhatsApp ya está en segunda posición (usado por casi el 90% de los solicitantes), seguido a mucha distancia por las videoconferencias (45%).

Más del 60% de los solicitantes de estas ayudas a la transformación digital afirma que tiene conocimientos digitales nulos o insuficientes, y solo el 36% considera que son adecuados. Esta situación se contrarresta con la realización de formaciones sobre digitalización, puntuales o frecuentes, en casi el 90% de los casos. En relación a teletrabajo, más del 70% de los solicitantes afirma que está disponible en sus negocios o se fomenta activamente.

Resulta preocupante que más del 42% de los solicitantes indique que no tienen adaptados los productos y servicios a la realidad digital, aunque la mayor parte lo están planteando. Destaca que un 83% de los solicitantes tienen conexión a internet en cualquier lugar, con una conexión de calidad adecuada en casi todos los casos.

En cuanto a la ciberseguridad, como medidas de protección, en casi todos los casos se realizan copias de seguridad y se usa antivirus, pero se avanza en la introducción de herramientas adicionales de seguridad.

Abierto nuevo plazo de solicitud hasta el 31 de mayo

El segundo procedimiento de la convocatoria ReactiVA digital ya está abierto, y los requisitos exigidos a los potenciales beneficiarios son los mismos que en el anterior, así como el tipo de gastos subvencionables e importes. Hasta el 31 de mayo se podrán presentar nuevas solicitudes aportando facturas emitidas y pagadas entre el 1 de marzo y el 31 de mayo de este año.

El texto íntegro de la convocatoria está publicado en la Sede Electrónica del Ayuntamiento de Valladolid (https://www.valladolid.gob.es/esEste enlace se abrirá en una ventana nueva) y en la web de la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico del Ayuntamiento de Valladolid (https://www.valladolidadelante.esEste enlace se abrirá en una ventana nueva). En ambas plataformas se publicarán también las resoluciones parciales que se vayan realizando.

Categorías: 
Noticias Ciudadano