Se encuentra usted aquí

Eva Curto: «La economía circular es repensar todo desde el principio para que el residuo final no exista»

Eva Curto, responsable de programas internacionales en el Área de Emprendedores de la Escuela de Organización Industrial (EOI), destaca la labor de concursos como el de 'Mejor proyecto emprendedor en economía circular' para visibilizar las buenas prácticas

¿La economía circular está aún en mantillas? 

Totalmente. No hay muchos expertos en este campo. De hecho, muchos dicen que lo son y lo que enseñan es economía lineal avanzada, es decir, cómo reciclar bien los residuos. La economía circular no es eso, es repensarlo todo desde el principio para que el residuo al final no exista.

¿Estamos mentalizados, los ciudadanos, para este giro radical de nuestro modo de vida?

Algunos sí, pero la masa crítica todavía no. De todas maneras, no tiene por qué implicar un giro radical en nuestro modo de vida. Cuando los ciudadanos tiran algo a la basura, primero deben pensar: “espera… esto lo puedo reutilizar para algo? ¿esto se podría reparar? ¿esto lo puedo donar a alguien que lo necesite?, pero sobre todo ¡por qué compré esto!

¿Y las empresas?

Lo mismo, algunas sí y la mayoría no. Lo curioso de esto es que muchas empresas no son conscientes de que implementar una estrategia coherente de Economía Circular en sus actividades reduciría costes.

En caso de querer arrancar en este cambio de modelo ¿por dónde empezar?

Por la concienciación de las personas. Al final las personas que forman la sociedad también son las que están dirigiendo empresas y redactando políticas públicas. Lo complejo de este cambio de modelo es que hay que empezar concienciando en muchos sitios a la vez. Los ciudadanos como consumidores tenemos mucho más poder del que nos pensamos. Si las empresas perciben que mucha gente se apunta a los champús sólidos envasados en cajitas de aluminio (100% reciclables) y empiezan a dejar de consumir champús líquidos en envases de plástico que hay que tirar a las dos semanas, las empresas empezarán a producir más champús sólidos.

Por otro lado, si las políticas públicas favorecen acciones que penalicen de verdad el desperdicio alimentario o que repiensen el modelo de funcionamiento de un punto limpio (donde se recuperen muy pocos materiales), esto también sumará. Concienciación y voluntad de hacerlo.

¿Qué datos maneja la UE para considerar a la economía circular un pilar de sus programas?

La economía circular es un modelo de producción y consumo que implica repensar el diseño, implica compartir, alquilar servicios en lugar de comprar productos, implicar reutilizar, reparar, renovar y reciclar materiales todas las veces que sea posible. Implica apostar por la Alargaescencia, en contraposición a la Obsolescencia programada. Los datos que maneja la UE reflejan una tendencia totalmente insostenible en el uso de recursos a nivel global. Entre 1970 y 2017 la extracción global de materiales se triplicó, pasó de 27 a 92 billones de toneladas. Y desde el 2000 la tasa de extracción de recursos crece a más de 3% anual, en parte debido al aumento de la calidad de vida de los países en desarrollo, sobre todo en Asia. Cierto que esto no ocurre tanto en Europa, pero desde la UE se tiene la oportunidad de liderar el cambio a escala global y de ser ejemplo para el resto de continentes.

¿Hay algún país en Europa que vaya por delante en este ámbito?

En la UE, Holanda es un referente. El gobierno holandés tiene un proyecto con el que quiere convertirse en un país basado en la economía circular al 100% para el año 2050. De hecho, dentro de nuestro proyecto Circular Labs el ganador del concurso al mejor proyecto emprendedor se beneficiará de una mentorización por parte de una aceleradora de proyectos en Amsterdam. Francia también va a la cabeza, sobre todo con su Ley contra el despilfarro, aprobada el año pasado.

¿Por qué es importante el papel de las administraciones en el impulso de este cambio?

Las administraciones tienen un papel clave. No es que sea pesimista con respecto a las iniciativas ciudadanas que van de abajo a arriba, pero no son suficientes. Son las políticas públicas las que deben terminar imponiendo ciertos comportamientos, porque, a la vista está, a veces el mandato es más efectivo que el libre albedrío para según qué cosas. Cuando nos tocan el bolsillo, nos lo pensamos dos veces. Eso lo consiguen sobre todo las Administraciones.

¿Concursos como el que lanzamos puede ser un ejemplo para canalizar y difundir buenas prácticas?

Concursos al mejor proyecto emprendedor en Economía Circular pueden ayudar a difundir buenas prácticas. Al final, a la mayoría de la gente le encantaría contribuir más y mejor por un cambio de modelo, pero no sabe cómo hacerlo y todo lo que sea difusión de buenas prácticas es inspirador para los demás.

Haz brillar tu idea en el Concurso al Mejor Proyecto Emprendedor en Economía Circular

Nada mejor que un caso de éxito para animar a otros emprendedores a seguir este camino. Por ello, 'Circular Labs' quiere dar visibilidad a los proyectos de economía circular que se están desarrollando en su área de trabajo con el Concurso 'Mejor proyecto emprendedor de economía circular', organizado por la EOI, la Universidad de Salamanca y la Agencia de Innovación y Desarrollo Económico del Ayuntamiento de Valladolid. Los proyectos tienen que estar asentados en una de las regiones POCTEP del proyecto, Galicia, Norte de Portugal, Castilla y León, con las principales actuaciones centradas en las provincias de: A Coruña, Ourense, Ávila, Salamanca, Zamora y la ciudad de Valladolid, y Tierras de Trás-os-Montes, de Alto Támega, de Duero, de Támega y Sousa, de Alto Minho, de Cávado, de Ave y de Gran Área Metropolitana de Oporto.

De todos los proyectos recibidos, se seleccionarán hasta un máximo de 20, que cumplan los requisitos para participar en el 'Encuentro empresarial de economía circular' 'online' el 16 de noviembre, donde se elegirán los cinco mejores.

Y del III Encuentro Regional de la Red de Centros de Emprendimiento –se celebrará de manera presencial en Salamanca–, se elegirá al ganador, que conseguirá una visita en diciembre a un centro europeo de emprendimiento especializado en economía circular en Amsterdam, una estancia de una semana en la que accederá a un programa de mentorización.

Más información: http://www.valladolidadelante.es/node/14044